martes, enero 16, 2007

Sábado de Rock y plastilina.


El Sábado soñé con regalos de mentira y de verdad. Soñé que cantaba desafinando y me sentía orgulloso. Soñé que me miraba a un espejo de plastilina y salía favorecido. Soñé con AMIGOS, cerveza y chetos, con antiguos conocidos y con nuevos desconocidos. Tuve un rato de pesadilla en el metro, acompañado por Palahniuk, y luego discutí de fútbol y política (aunque son temas que procuro evitar) . Estuve soñando con niñas jipi-rokeras, con bares que en mi recuerdo tenían telarañas, con Bad Religion y Pennywise. Soñé con gente cuyo nombre no recuerdo y con caras que ya no son familiares (pero que lo fueron). Soñé con la CASUALIDAD con mayusculas, con el eterno juego del flirteo intrascendente. Soñé con un hasta luego y en el taxi desperté con el corazón mas lleno y las tripas menos revueltas.
Ha tardado, pero tenía que dedicar un post a este sábado tan COJONUDO.
Bonus!: Si tienes problemas para dormir y soñar, te sugiero que cuentes ovejitas... pero no como éstas:

Éste post es para Laura, Julio, Mina, Isa, Lore, Sergio, Patri, Rocío, Sonia, ¿Alberto? ¿Helguera?.. Gracias a todos.

2 comentarios:

Veneguera dijo...

Qué curioso...Yo soñé que entraba en una casa y me sentaba en el suelo, y me daban un micro y me decían CANTA y también me sentía orgullosa. Soñé que me hacían reir y perdía la partida. Soñé que el mejor regalo esa noche era una cerveza y las caras de siempre...Y entonces las caras de siempre (y también la cerveza) se enmarcaron en un cuadro con flores secas. Soñé que volvía a escuchar a Christina Rosenvinge pero ya no pedía el rescate. Soñé que dejaba de una puta vez cada momento en su sitio y cada persona ...en su momento.

XERPAS dijo...

Con lectores asi da gusto! Mil gracias, Lau!, espero verte por aki!